ARTÍCULOS INTERLUB

Interlub SA de CV | Julio 2022

¿Qué necesitas para cambiar de grasa multipropósito a grasa de excelencia?



En muchas plantas industriales, el personal dedicado a la lubricación menciona que utiliza un lubricante multipropósito. Es decir, un producto general, utilizado indistintamente en los elementos mecánicos de los equipos que operan.

Por otro lado, está la lubricación de excelencia. Es decir, lubricar elementos mecánicos específicos de los distintos equipos en una planta industrial, según sus condiciones reales de operación, para protegerlos al máximo.

Cuando conoces bien tu sistema tribológico, tienes los elementos para cambiar de una lubricación multipropósito a una de excelencia. Así, generas un impacto positivo en el desempeño y la confiabilidad de tu proceso.

En este artículo te explicamos no solamente las diferencias entre la lubricación multipropósito y de excelencia, sino también el papel que juega tu sistema tribológico en cambiar de una a otra.


¿Qué es la lubricación multipropósito?

Es aquella que las plantas industriales utilizan para lubricar, general e indistintamente, todos sus componentes mecánicos. Esto resulta más práctico, pues requiere de poco análisis por parte de siderúrgicas, cementeras y minas, entre otras industrias.

Un ejemplo de lubricación multipropósito es el uso de las grasas EP 2. Estas tienen las siguientes características fisicoquímicas:

• Son, principalmente, de grado NLGI 2
• Contienen aditivos de extrema presión (EP)
• Ofrecen un soporte de carga menor a 315 kgf
• Contienen espesantes de litio simple o complejo
• Contienen aceites minerales de grado ISO VG entre 100 y 320

¿Qué es la lubricación de excelencia?

Lo primero que te debe quedar claro es que la lubricación de excelencia no es necesariamente sintética, ni la más cara. En realidad, la lubricación de excelencia es aquella que cumple con las siguientes características:



Imagen_1




¿Qué necesitas para cambiar de lubricación multipropósito a lubricación de excelencia?

1. Analiza tu sistema tribológico, el cual tiene los siguientes elementos:



Imagen_2




2. Utiliza la información del análisis para elegir el lubricante óptimo.

3. Implementa en tu proceso el lubricante que elegiste.

4. Observa el comportamiento de tu proceso para realizar ajustes, de ser necesarios.

Una vez que implementes una lubricación de excelencia, verás cómo disminuye el desgaste, aumenta tu productividad y mejora tu rentabilidad.

¡Bienvenido a la lubricación de excelencia!

Como puedes ver, cambiar a una lubricación de excelencia requiere de un conocimiento profundo de tu proceso.

Si necesitas ayuda para analizar a profundidad tu operación y evaluar el cambio de una lubricación a otra, nuestros expertos están a tu disposición. Con nuestro análisis 360° de tus condiciones operativas, Interlub te puede dar un diagnóstico certero para que aproveches tus oportunidades de mejora.

Haz clic en el botón de abajo para hablar, sin compromiso, con un experto en lubricación.






COMPARTIR ARTÍCULO
        


Únete a nuestro newsletter

Recibe los artículos más nuevos y mantente al tanto de todo lo acontecido en el mundo de la lubricación.

¿Cuál es tu nombre?

¿Cuál es tu correo electrónico?



Los campos marcados con * son obligatorios. Conoce nuestra Política de privacidad.

RECOMENDADOS

Card image cap

6 tipos de lubricantes industriales básicos para una lubricación de alto desempeño

Card image cap

5 mitos sobre las grasas multipropósito